Angélico Jiménez Hernández

La historia del tallado en madera es la vida de Angélico Jiménez y su familia, ya que su padre Don Manuel Jiménez Ramírez , así como su madre, Doña Viviana Hernández Aguilar, fueron precursores de este gran arte, donde los colores y diseños se transforman gracias al mundo quimérico de Angélico.

A pesar de las carencias y la difícil época de los 60, la familia Jiménez Hernández tuvo un despunto en los 70, cuando el cineasta Judith Bronowski decidió visitar su taller y así dar a conocer el arte de tallado en madera, que está intrínsecamente relacionado con la vida de la comunidad de San Antonio Arrazola, en Xoxocotlán.

Ese momento de enclave permitió que Angélico y su familia empezaran a mostrar su trabajo artesanal a toda la comunidad internacional, el cual ha recibido con bombo y platillo el detalle, el cuidado y la pasión de esta familia.